Dos meses desde el primer caso de COVID-19 en Costa Rica: 60 días de un abordaje científico de la emergencia

Escuchar esta noticia

SAN JOSÉ. A dos meses de haberse presentado el primer caso de COVID-19 en nuestro país, el Ministro de Salud, Daniel Salas reiteró hoy en conferencia de prensa el abordaje científico que se hace de la emergencia, bajo lineamientos epidemiológicos que guían la identificación y seguimiento de los casos y que se han actualizado con la misma evolución de la enfermedad.

En la misma línea el jerarca indicó que el país además de efectuar pruebas para la identificación de nexos epidemiológicos, realiza testeos en sitios centinela, así como a personas repatriadas, focos potenciales y transportistas que ingresan a Costa Rica, lo cual ha permitido la identificación oportuna y de esta forma romper las cadenas de transmisión.

La próxima semana se suma el testeo en zonas de riesgo, catalogadas así por cantidad de población o componente fronterizo, en total son 33 zonas y en cada una de ellas se realizarán 30 pruebas por semana.

“El índice de positividad que tenemos en el país, eso quiere decir, el porcentaje de personas positivas por cada cien pruebas que hacemos, ronda el 6%, así como el número reproductivo básico, que remite a la cantidad de personas que infecta cada positivo, es 1,15. Todos estos datos nos permiten tener un reflejo bastante fiel de nuestra realidad” indicó el Dr. Salas.

El país cuenta actualmente con casi 13 mil pruebas disponibles para diagnosticar el COVID-19, a la vez que avanzan las gestiones de adquisición tanto de la Caja Costarricense del Seguro Social como del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA).

Actualmente se está a la espera del arribo de 152.750 pruebas por parte de la CCSS y 20.000 pruebas de INCIENSA, estas últimas por donaciones y adquisiciones. Se espera que estos lotes puedan ser recibidos en el mes de mayo.

Sobre la capacidad de procesamiento, actualmente, entre CCSS e INCIENSA se pueden procesar cerca de dos mil quinientas pruebas por día, visualizando poder ampliar hasta a cuatro mil pruebas diarias.

Sin embargo, el Ministro Salas fue enfático en que los lineamientos de vigilancia de la enfermedad COVID-19 se han ido adaptando a cada una de las etapas epidemiológicas, por lo que, en una etapa de contagio comunitario, los lineamientos se adaptarían para diagnosticar por nexo.

Además, el jerarca de salud indicó que, siguiendo los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud se avanza en el análisis de la oferta internacional de pruebas serológicas las cuales permitirán identificar si una persona ya atravesó por la enfermedad.