¿CUÁLES SON LAS SANCIONES DE NO PRESENTAR LA DECLARACIÓN DEL REGISTRO DE ACCIONISTAS?

Escuchar esta noticia

Desde la imposibilidad de presentar certificaciones y documentos, hasta recibir una amonestación económica, son parte de las sanciones que enfrentarían las sociedades que incumplan con la presentación del Registro de Transparencia y Beneficiarios Finales, mejor conocido como el Registro de Accionistas, el próximo 31 de enero.

“La normativa establece dos tipos de sanciones, por un lado, a nivel del Registro Nacional, no se podrán emitir certificaciones de personería jurídica, ni inscribir documentos relacionados con las personas jurídicas incluidas en el registro de incumplidores. En esta misma línea, los notarios deben indicar una observación de que la persona jurídica está en incumplimiento cuando emitan documentos notariales”, explicó Adelina Villalobos, abogada de la firma legal BLP.

Sin embargo, no es la única consecuencia para las personas jurídicas que no presenten el debido registro.

“La Dirección General de Tributación podrá imponer una sanción equivalente al 2% de los ingresos brutos de la persona jurídica para el período inmediato anterior, con un mínimo de tres salarios base y un máximo de cien salarios bases. A modo de referencia, según el salario base actual, las multas podrían oscilar entre un millón trescientos cincuenta mil y cuarenta y cinco millones aproximadamente”, detalló Villalobos.

La no presentación del registro y de acuerdo con la normativa, no contempla el cierre de la sociedad, sin embargo, al no poderse inscribir documentos ante el Registro Nacional, ni expedirse certificaciones de personería, las sociedades sí pueden enfrentar problemas prácticos al tener una operación en marcha.

Otro aspecto que deben tomar en cuenta las sociedades, es que la administración tributaria no dará más períodos de gracia.

Debido a esto, una vez concluido el período actual –el viernes 31 de enero-, la Dirección General de Tributación, enviará una notificación a las personas jurídicas que no hayan cumplido, dándoles un plazo final de tres días hábiles para corregir la situación.

En caso de no hacerlo, se procederá a incluir a dichas sociedades en el registro de incumplidores y serán aplicables las sanciones respectivas.

El cumplimiento del Registro de Transparencia y Beneficiarios Finales, aplica para las personas jurídicas domiciliadas en el país tales como sociedades, sucursales de sociedades extranjeras, fundaciones, asociaciones y fideicomisos.

Asimismo, la obligación deben cumplirla aquellas sociedades que recién se constituyen y en los casos en los que se produzca un traspaso de acciones, casos en los cuales existe un período para reportarlo.

La presentación del registro requiere del uso de firma digital y solamente puede hacerse por medio del presidente, Gerente o apoderado debidamente autorizado.

Las personas que no cuentan con firma digital, están contra el tiempo para presentar el registro antes del 31 de enero, pues las citas para obtenerla están tardando varias semanas en otorgarse y también depende de la entidad con la que se tramita.